• Yolanda Cruz López

La educación y la diferencia de clases

Solo la educación garantiza el bienestar y la igualdad social


YOLANDA CRUZ LÓPEZ

Martes, 20 septiembre 2022. EL IDEAL


«Los sistemas educativos refuerzan la desigualdad en lugar de reducirla», así, con esta contundencia se expresaba el secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, este lunes en la Cumbre sobre la Transformación de la Educación, celebrada en Nueva York. Los actuales sistemas educativos perpetúan los roles sociales y las desigualdades dentro de un mismo país y, por supuesto, entre los diferentes países. Cuanto mayor es nuestro poder adquisitivo, con más facilidades contamos a la hora de formarnos y, consecuentemente, con más posibilidades de optar a mejores puestos de trabajo, de disfrutar de más oportunidades y de abandonar el sótano y el tragaluz desde el que atisbamos el mundo.


La situación de la educación a nivel mundial ya dejaba que desear antes de la pandemia de la covid, ahora es mucho peor. Sistemas en los que la competencia por las calificaciones y la obligatoria necesidad de memorizar marcan el ritmo del aprendizaje dividen el mundo entre los que pueden y los que no, y en este segundo grupo, aún se agudiza más la diferencia de acceso a la educación entre niños y niñas. A esto se añade como la brecha digital penaliza a los y las estudiantes con menos recursos.


Durante la cumbre, a través de la Declaración de la Juventud, alumnos, alumnas y profesorado, agrupado en diferentes colectivos y asociaciones, han invitado a participar a los ministros y delegados de los diferentes países presentes a trabajar en la transformación de la educación mundial.


Entre las principales conclusiones del encuentro, Guterres, ha destacado cinco diferentes áreas que requieren compromisos urgentes: es necesaria la defensa del Objetivo de Desarrollo Sostenible número 4, 'Educación de Calidad', para abordar la crisis del actual sistema de aprendizaje e insistir en que este pueda ser renovado a lo largo de toda la vida. En este punto, el secretario general instó directamente al gobierno de Afganistán a finalizar con el acceso a la educación secundaria para las niñas; la carencia de suficientes maestros y profesores y la necesidad de que estos mantengan una actualización y formación permanentes; la conversión de las escuelas en verdaderos espacios seguros, donde no tengan cabida ni la violencia ni la discriminación; la alfabetización digital para profesorado y alumnado, como siguiente paso tras la globalización del acceso a Internet y la necesidad de entender la financiación de la educación como una prioridad y de ayudar en dicha inversión a los países de renta baja.


Nuestro siglo XXI precisa de una sociedad preparada, resolutiva y colaborativa, en la que la educación no se utilice como herramienta para perpetuar clases y roles sociales que nos alejan de la igualdad, la paz y el desarrollo. Guterres nos insta a respetar la ciencia y las humanidades en toda su diversidad para conseguir la coexistencia sostenible y solidaria en nuestro planeta. Es un reto importante, no solo para los gobiernos, los profesionales de la educación o los y las estudiantes, si no para toda la sociedad ya que solo la educación garantiza el bienestar y la igualdad social, al tiempo que solo una población formada es garante del desarrollo económico y científico sostenible.

4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo