top of page
  • Foto del escritorYolanda Cruz López

Política e información, Berlusconi

Actualizado: 23 ago 2023

«Deberíamos mirar hacia donde reposa la bota para evitar la patada a nuestra libertad de pensamiento que se nos viene encima»


Miercoles, 14 abril 2023. EL IDEAL


Ha fallecido Silvio Berlusconi, empresario, comentarista deportivo, político, fundador de Forza Italia, tres veces primer ministro y «creador», o reconocido así, del populismo mediático. Desaparece él, que no su estilo, a los 86 años, a consecuencia de la leucemia que padecía. Durante más de dos décadas, y a pesar de haber estado en una decena de ocasiones salpicado por escándalos de corrupción, ha conseguido confirmar que Italia es el laboratorio político de Europa. Cabeza de Forza Italia, miembro de la coalición que ostenta el gobierno italiano, y a pesar de no haber conseguido que Meloni le otorgara la cartera de Justicia, probablemente por haber manifestado su apoyo públicamente a Putin, consiguió, el pasado mes de octubre, volver a ostentar el sillón de senador por la provincia de Monza, nueve años después de haber sido expulsado de este órgano por una condena de fraude fiscal que fue el principio de su fin.


Después de haber trabajado en su juventud como animador y cantante en cruceros y algunos cabarets de París, a los 25 años se asoció con un amigo de su padre para poner en marcha una inmobiliaria. Desde el modelo de vivienda Milano hasta hoy, Berlusconi ha venido acumulando una fortuna, que distintos medios norteamericanos, entre ellos, la revista Forbes, actualmente valoran en 6000 millones de dólares. Con la compra de Telemilano58, en los 90, y el arranque de varios canales locales gestó Mediaset con su logo medusa al frente. Su perspicacia a la hora de calibrar el valor de los medios de comunicación como baza importantísima para alcanzar y mantener el poder lo llevó a crear un estilo mordaz, sexista y populista. Controlados los medios, ¿cómo hacerse con las bendiciones del pueblo italiano?, la palabra mágica era fútbol, y así, hizo patria y decidió comprar el A.C Milán. El siguiente paso, con ese ejército de seguidores, fans de las «Mamachicho» y del deporte estrella, ofreciéndole su voto, era la política.


En 2001, con la coalición, Polo per le Libertà: Forza Italia, La liga Nord, Centro Cristiano Democrático y la Unión de Centro, y apoyado por Mediaset (Canal 5, Italia 1, Rete 4, 20 Mediaset, La 5, Italia 2, Iris, Twentyseven, Mediaset Extra, Top Crime, Focus, TgCom24, Boing, Cartoonito, Mediaset Premiun- desaparecida en 2019 -, Mediaset Infinity y las versiones HD y las generalistas), obtuvo su primer mandato como Il Cavaliere. Su discurso populista y salvador de la Italia, se vio potenciado y distribuido por los medios de comunicación atrincherados en un cierren por Berlusconi. El siguiente paso, controlar la RAI y acaparar el Prime Time de todas sus cadenas. La llegada de los tentáculos de la medusa a la televisión pública fue denunciada en reiteradas ocasiones por la oposición y por medios como Corriere della sera. Y hasta hoy.


En España, la creación del discurso mediático es la estrategia política en la que el electorado se ve sumido, asfixiado y acosado. Como Italia ha sido y puede que siga siendo el laboratorio político-mediático de Europa, quizás solo deberíamos mirar hacia donde reposa la bota para evitar la patada a nuestra libertad de pensamiento que se nos viene encima.

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page