top of page
  • Yolanda Cruz López

Un Gobierno, legítimo y legal

«Como periodistas, a la hora de informar, debemos realizar un uso correcto del lenguaje»


YOLANDA CRUZ LÓPEZ

Martes, 13 diciembre 2022. EL IDEAL


Es legítimo el poder que emana de lo dispuesto en la Constitución y en la Ley Orgánica del Régimen Electoral General.


La Ley Garantía Integral de Libertad Sexual, conocida como La Ley del Sí es sí, o también, la Ley Montero y la intención del Gobierno de reformar el Código Penal para hacer desaparecer, como tal, el delito de Sedición y cambiarlo a Desórdenes Públicos Agravados, y la Ley Orgánica del Poder Judicial para desbloquear la renovación del poder judicial ha desatado las alarmas en el polo opuesto. De esta manera, el principal partido de la oposición, dado que gozamos del privilegio de vivir en un Estado de Derecho, expresa su rechazo a todas estas medidas y declaraciones como Sánchez quiere «instaurar en España una república federal laica» (Ayuso, 14/11, fuente El Español); «Esta reforma es moneda de cambio con el independentismo» (Cuca Gamarra, 10/11, fuente: RTVE) o «Sánchez pone siempre su interés político por encima del de España» (Núñez Feijóo, 10/11, fuente: 20 Minutos) ocupan las primeras páginas de la mayoría de los medios de comunicación.


Hasta ahí, todo normal, salvo que en tertulias, otros diarios digitales de marcada tendencia política y redes sociales, siguiendo con las estrategias de comunicación, más o menos acertadas, comienza el baile de vocablos, algunos que despiertan confusión y otros, es que ni existen. Para saber dónde estamos: Legítimo, conforme las leyes y lícito, lo que le eso justo desde el punto de vista de la ética; legal, prescrito por ley y conforme a ella. Según esto, es legítimo el poder que emana de lo dispuesto en la Constitución y en la Ley Orgánica del Régimen Electoral General.


La comunicación mediática de los grupos políticos, en el gobierno o en la oposición, sobre todo cuando las elecciones se hallan en el horizonte de unos cuantos meses, está ideada en base a una estrategia: trasladar un mensaje al público, o sea, posibles votantes. La estrategia de la mayoría de los grupos de la oposición que ocupan desde el centro a la derecha del espectro ideológico es la de 'deslegitimizar' el gobierno que preside Pedro Sánchez, al menos es lo que yo he leído y escuchado en diferentes medios durante los últimos días. Pero aclarémonos, una cosa es que la estrategia comunicativa esté bien elaborada y representada en mensajes sustentados en la verdad de unos hechos, o no; otra cosa es que a usted o a mi nos guste más o menos el mensaje y otra muy distinta es que a todo lo anterior se sumen el despiste o dejadez de la pluma o micro que propagan dicho mensaje estratégico.


Como periodistas, a la hora de informar, debemos realizar un uso correcto del lenguaje. Quien tiene boca se equivoca, cierto, pero también lo es que quien tiene la responsabilidad, feliz y voluntariamente adquirida, de informar, si bien puede equivocarse, digamos que nos es muy correcto que lo haga. A la confusión, que ya de por sí generan las voces legítimo y legal, las prisas o el desconocimiento suman más conflicto al emplear términos incorrectos. No cabe el uso de 'deslegitimizar' porque tanto ella como 'legitimizar' son voces innecesarias, las correctas son legitimar o su opuesta deslegitimar, es decir, convertir algo en legítimo, o privar de validez o legitimidad a algo, respectivamente.

4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page